El plátano es como la versión natural de los dulces; es increíblemente dulce y prácticamente puede comerse como un postre… pero es más saludable que el chocolate o las gomitas, por ejemplo.

GRAN FUENTE DE POTASIO

Una banana mediana contiene 422 miligramos de potasio, o casi el 12% del valor diario del mineral, según los Institutos Nacionales de Salud.

El cuerpo necesita suficiente potasio para funcionar correctamente. Este electrolito ayuda a contraer los músculos, mover los nutrientes a las células, regular el ritmo cardíaco, el sodio en el cuerpo y la función nerviosa. Así que cuando no tienes suficiente potasio, tu presión arterial y el riesgo de cálculos renales pueden aumentar; te sentirás débil y cansada, o incluso podrías experimentar calambres musculares.

AYUDA A HIDRATARTE

El potasio juega un rol importante en regular el equilibrio de fluidos en tu organismo, especialmente los electrolitos que pierdes (sodio, magnesio, calcio y sí, potasio) al hacer ejercicio.

De acuerdo con la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva, la actividad moderada o intensa puede causar pequeños cambios celulares en el potasio, y se recomienda a los atletas comer alimentos ricos en potasio para contrarrestar estos desequilibrios.